Los clientes se han convertido en el centro de cualquier estrategia de marketing enfocada a desarrollar una marca. Las empresas hacen un especial esfuerzo en conseguir todo tipo de información que el cliente pueda aportar, y muchas veces para ello es necesario interpretar cómo se comportan o cuáles son sus deseos o necesidades. Esto es lo que conocemos como el Customer Insights

Estudiar el comportamiento del consumidor y llegar a conocer qué desean y qué necesitan es el punto de partida para desarrollar una adecuada estrategia de marketing. Cuando hablamos de estudiar el comportamiento del consumidor no solo nos referimos a qué productos o servicios adquieren, si no las razones que le llevan a ello, cuándo lo hacen, dónde, cómo es el proceso de compra e incluso la frecuencia con la que lo realizan. Una análisis completo y personalizado de los clientes determinará el éxito de nuestra estrategia.

Cuando un consumidor se decanta por una marca en lugar de otra, es porque existe una implicación emocional que se conoce como Customer o Consumer Insights. Una interpretación de qué es lo que despierta determinadas emociones en el consumidor, y qué es lo que le lleva a decidirse por una marca o producto. Para encontrar e identificar insights que nos revelen información valiosa es necesario escuchar y, sobre todo, comprender al consumidor. Y una vez que lo conseguimos atraer nuevos clientes y fidelizarlos será una tarea más fácil.

Los insights deben deben ser reales, una necesidad real que tenga el consumidor. Además tienen que ser inspiradores para que el mensaje que vayamos a construir pueda conectar al consumidor con la marca, y como no, simples y relevantes. Deben permitirnos construir propuestas con gran valor para poder diferenciarnos de los competidores.

Gracias al conocimiento de los insights, las empresas pueden definir su posicionamiento de marca y establecer un vínculo estrecho con sus consumidores. Además, un insight bien definido puede llegar a ser la base de un concepto creativo de campañas de comunicación o publicidad que busquen conectar con los consumidores.

 

Volkswagen

La famosa campaña de Volkswagen “Think small” es uno de los ejemplos más clásicos de la publicidad. La marca detectó que los no todos los consumidores asociaban la idea de que cuanto más grande es un coche, mejor es su calidad. Partiendo de ese insight, Volkswagen lanzó al mercado americano su modelo Beetle, y logró un gran éxito.

 

Dove

Un gran ejemplo de empresas que han utilizado el Marketing Insights es el de Dove, la marca quería lanzar una campaña de comunicación basada en la mujer real. Y de este gran insight (la belleza femenina real) nación la campaña “Real women, real curves”.

 

Gracias a las nuevas tecnologías y sus herramientas es más fácil conocer el comportamiento del consumidor. Las redes sociales o el big data por ejemplo, aportan datos muy interesantes que se pueden traducir en insights potentes que posteriormente utilizar en campañas de publicidad o comunicación.

En tthegap somos conscientes de los retos tecnológicos y de la importancia que tiene el estudio de los patrones del comportamiento de los clientes, por eso hemos creado el Lab de tthegap en el Hubcom de la Universidad de Salamanca, un espacio de colaboración entre la Universidad y las empresas.

 

Puntúa este artículo