Ya hemos visto en posts anteriores la importancia que tiene el uso de redes sociales como parte de una estrategia de marketing digital, pero hoy en el blog vamos a ir un paso más allá. Captar nuevos clientes a través de este tipo de plataformas es muy importante, pero también lo es fidelizar a los que ya se tiene. Una opción no excluye la otra, y lo cierto es que un cliente fidelizado puede convertirse en un gran embajador de la marca y así conseguir nuevos clientes.

Las redes sociales tienen un gran poder de atracción de usuarios, pero también son una gran herramienta para fidelizarlos. Lo primero que hay que tener en cuenta es que si se tiene un perfil en redes sociales es muy importante mantenerlo activo, además de realizar publicaciones periódicas es necesario tener en cuenta a los usuarios que siguen dicho perfil.

Por lo tanto, el marketing de contenidos es algo que debemos aplicar y hacerlo bien. Contar con un buen contenido es es una de las mejores formas para fidelizar clientes, el contenido debe ser de calidad y original, que despierte interés hacia la empresa. Desarrollar una estrategia de contenido marcando qué días y a qué hora se va a publicar es muy recomendable, y sobre todo, estar pendientes de cómo los usuarios interactúan con ese contenido que hemos publicado. Además es necesario hacer un seguimiento,  ya que nos ayuda a saber qué contenidos son los que más interés o aceptación tienen. Gracias a ello, se puede hacer una estimación sobre qué es lo que más demandan los seguidores y en función de ello modificar la estrategia de marketing de la empresa.

Otra de las cosas que se debe tener muy en cuenta en redes sociales, es ser consciente de que estas plataformas son un canal bidireccional, y por lo tanto recibimos un feedback por parte de los usuarios. Además de para los comentarios positivos, hay que estar preparados para los comentarios negativos como quejas o críticas. La atención a los usuarios empieza por una respuesta rápida en la que no nos dejemos llevar por los sentimientos (tanto por la alegría extrema o la rabia por las críticas).

La monitorización de la marca es otro de los aspectos clave, controlar si nuestro nombre aparece en alguna conversación y si se puede intervenir en ella. Otra forma por ejemplo es abrir un debate en grupos como los de LinkedIn o Google+ para darse a conocer y ver qué opinan los profesionales del sector al que pertenece la empresa.

Cada marca utiliza diferentes estrategias para fidelizar a sus seguidores, estos son algunos ejemplos:

Burguer King aprovechó un acontecimiento deportivo para promocionar sus productos.

Nenuco pretende atraer la atención a através de imágenes atractivas, utiliza un texto superpuesto para mejorar su mensaje publicitario.

 

Algunas marcas desarrollan grandes campañas basadas en su repercusión o seguimiento en Redes Sociales.  Por ejemplo, Iberdrola invitó a sus seguidores a seguir en directo  el viaje de un ave en proceso de migración, con la promesa de sortear 5 viajes diferentes  entre los participantes de esta propuesta. Consiguieron ser trending topic en twitter. #cuandoviajo #viajehaciaelcalor

 

O por ejemplo, Starbucks llevó a cabo una campaña a través de Foursquare en la que pedía a los usuarios registrarse en 5 locales diferentes de starbucks y así poder conseguir una condecoración con un descuento de un dólar en un Frapuccino.

 

Puntúa este artículo