Las infografías son las reinas de Internet. Datos y gráficas unidos para contarnos una información de una manera muy atractiva, es una de las tendencias de moda de marketing online en los últimos años. ¿Pero… a qué se debe su gran éxito? ¿Cuáles son sus ventajas y para qué las podemos usar en el mundo del marketing?

Cualquier tema es susceptible de ser representado a través de gráficas, y este nuevo formato ha supuesto una revolución, una nueva forma de compartir datos, cifras o incluso instrucciones.

 

¿Qué es una infografía?

Una infografía es un representación gráfica de información, ya sean datos, o conocimientos. Una pieza visual que nos facilita la tarea de explicar, a través de imágenes, procesos complejos. Es una gran herramienta de comunicación que nos muestra datos y nos aclara conceptos.

Entre las principales ventajas de este nuevo formato destacan la posibilidad de mostrar un punto diferenciador, hacer más amena un lectura gracias a las imágenes y gráficos, ayudar a asimilar, recordar y comprender todo el contenido que se muestra y sobre todo, que son fáciles de compartir. Son muy virales, es un formato que se comparte mucho en las redes sociales, un contenido atractivo y original para el usuario.
Conscientes de ello, los encargados de los departamentos de marketing no han querido quedarse atrás con esta tendencia, y han sabido incorporarlas a sus estrategias. Las infografías ayudan a vender, y mucho.

 

Las infografías ayudan en la venta

Además de todas las caraterísticas que ya hemos mencionado, las infografías son una herramienta muy potente de comunicación y de venta. Gracias a la gran atracción y la curiosidad que despiertan en el usuario de Internet se pueden utilizar como una parte fundamental en la estrategia de venta de una marca. Tienen la capacidad de reforzar la imagen de marca por su gran atractivo visual, además al ser elementos que los usuarios pueden compartir libremente se generan menciones e incluso enlaces a la web de la marca. Son muy útiles también en la estrategia de contenidos, y a la hora de seleccionar el contenido aportan un enfoque diferente y muy atractivo.

 

Ahora bien, es muy importante que la infografía tenga contenido de calidad, datos verídicos y, sobre todo, siga una estructura ordenada y clara. Su aspecto ha de ser cuidado y es muy recomendable seguir el tono y la identidad corporativa de la marca.
Otra de las cosas que hay que tener en cuenta si se decide utilizar las infografías como parte de la estrategia de venta, es una vez creadas, qué hacer con ellas. Estos elementos pueden ir acompañados de una nota de prensa con una explicación para los medios, y se deben compartir con usuarios influyentes del sector para lograr una mayor viralidad.
Existen diferentes estilos de infografías, dependiendo del tipo de contenidos, su estructura o incluso su finalidad.

Muchas marcas son las que se han unido a utilizar este recurso a la hora de mostrar y vender sus productos. Estos son algunos ejemplos:

 

Adidas

Adidas consiguió llamar la atención de los runners con esta infografía sobre las Ultraboost All Terrain, en la que se muestran los beneficios de estas zapatillas.

 

McDonald´s

MacDonald´s publicó una infografía como parte de su campaña “Our food. Your Questions” para demostrar que sus nuggets de pollo se elabora con carne real y en buen estado.

 

Dunkin´ Coffee

Como apoyo a la campaña del Día de San Valentín, Dunkin´ Coffee lanzó una infografía en la que se explica cómo se celebra el Día de los Enamorados en distintos países.

 

En tthegap sabemos la importancia que tiene estar a la última en las tendencias, día a día trabajamos para ofrecer a nuestros clientes los mejores servicios para satisfacer sus necesidades de una forma original y, sobre todo, con mucha creatividad. No tenemos ninguna duda, de que la infografía es una de las herramientas que os ayudarán en vuestra estrategia a la hora de promocionar cualquier producto.

 

Puntúa este artículo