Son ya muchas las marcas que utilizan los sentidos para incitar y, sobre todo, convencer a los consumidores para vender sus productos. El marketing multisensorial ofrece una experiencia muy completa y realmente intensa gracias a la utilización de diferentes sentidos a la vez. Los impactos publicitarios ya no se reducen solo a imágenes, desde hace unos años han entrado en el juego el resto de sentidos y, muchas veces, logran una gran influencia en la percepción del consumidor

El olor a pan recién hecho o a colonia fresca son algunos de los recursos que se utilizan para atraer clientes y, sobre todo, conectar con las emociones de los consumidores. Se busca crear experiencias sensoriales, captar y retener a través de los sentidos, es decir, lograr un impacto emocional. El consumidor experimenta durante el proceso de compra e inconscientemente vincula la marca o producto con una experiencia satisfactoria. Este tipo de marketing se utiliza mucho para diferenciarse, buscar el reconocimiento y el refuerzo de la marca. 

Ya os hablamos alguna vez de lo que es el neuromarketing, y es que está muy relacionado con el marketing sensorial porque éste se encarga de estudiar las conexiones que se producen en nuestro cerebro ante ciertos estímulos, estímulos que el marketing sensorial busca generar.

Además del marketing olfativo, (que quizás es el que antes se nos viene a la mente cuando pensamos en marketing sensorial) existe el audiobranding o marketing auditivo, el branding que identifica los valores de una marca con un sonido o música. El mejor ejemplo es Nokia con sus tonos de llamada y mensajes ¿Quien no reconoce el famoso tono de Nokia? Sí, ese que utiliza el eslogan de “Connecting people

El tacto es otro de los sentidos que puede influir en el proceso de compra, el simple hecho de tocar diferentes materiales puede jugar un papel muy importante a la hora de decantarse por un producto u otro. Por ejemplo, un packaging  puede tener diferentes texturas que ayuden a generar sensaciones. 

Imágenes: www.marketingdirecto.com
www.merca20.com

 

La última campaña de marketing de Mastercard es un buen ejemplo de marketing multisensorial gracias a su asociación con Ladurée (una marca muy reconocida de dulces en París). Mastercard ha creado unos macarons con sabor a manzana y yuzu y que son del color del logo de su compañía. Sí, unos dulces con el color de su marca y con el sabor que los consumidores asocian a su marca (gracias a un cuestionario previo).

 

Otro ejemplo es la acción realizada por la marca Dunkin Donuts (actualmente Dunkin Coffee), que para potenciar sus ventas de café creó una experiencia multisensorial que consistía en esparcir olor a su café (a través de una máquina que crearon) en los autobuses que hacían parada enfrente a las tiendas de Dunkin Donuts cuando el jingle de su anuncio sonaba en la radio. 

 

En tthegap somos expertos en ayudar a tu marca para que impacte en el consumidor, para que sea más visible. Creamos contenidos creativos e ideamos estrategias de comunicación diferentes y originales para que los clientes puedan conectar con tu marca.

Puntúa este artículo