Las plataformas tecnológicas como el Big Data, el Internet de las Cosas, la Ciberseguridad, el Cloud Computing… han impulsado la digitalización y, por lo tanto, la transformación digital no solo de las empresas, sino también de los servicios disponibles para los ciudadanos. La educación, la sanidad, las administraciones… también se están beneficiando de esta revolución. Pero lo importante es saber por dónde empezar y, sobre todo, estar preparados para los nuevos retos

La idea de que en los próximos años las compañías que no se adapten a la nueva realidad tecnológica puedan quedar al margen o incluso desaparecer del mercado no es una idea tan lejana ni descabellada. Adaptar las organizaciones a los nuevos modelos para diferenciarse de los competidores y ofrecer ventajas y valor añadido a los clientes es el principal objetivo de cualquier empresa que busque el éxito.
El proceso de transformación es ya una realidad, las nuevas corrientes digitales ya están aquí, y nos enfrentamos grandes retos como el de entender el nuevo enfoque del mercado, asimilar la actitud que de las startups , y sobre todo, aprovechar las oportunidades que se presentan.

La innovación y la colaboración son los grandes pilares de cualquier organización que quiera formar parte de esta nueva situación. Gestionar bases de datos compartidas, utilizar sistemas de código abierto, las plataformas de crowdfunding… son también herramientas que nos ayudan a dar un paso más allá en la transformación digital dentro de un entorno cada vez más conectado.

 

 

Convertir estos retos en oportunidades para resolver problemas, ser competitivos y alcanzar la eficiencia deseada puede ser un camino. Las empresas deben ser capaces de ver que los avances a los que estamos expuestos pueden ser incluidos en las estrategias empresariales para triunfar.

El sector eléctrico o la banca son los que consideran la transformación digital una gran prioridad, sistemas de IA o robotización (la IA es una de las grandes palancas de la transformación digital), e incluso la utilización de técnicas de analítica avanzada.
La aparición de competidores como las Fintech, basadas en el desarrollo de servicios financieros gracias a la innovación tecnológica, o las Insurtech que utilizan la tecnología para ofrecer productos y servicios relacionados con los seguros, es un motivo más para que las empresas se pongan las pilas en cuanto a sus proceso de digitalización.
El Blockchain o cadena de bloques es otra de las nuevas tecnologías que permite transferir datos de una forma segura, y que se aplica sobre todo en el sector financiero para verificar pagos o ejecutar contratos de forma digital. Reducir los costes y, sobre todo, reducir los riesgos son las ventajas principales de integrar el blockchain.

Caixabank, por ejemplo, a través de su app que permite a sus clientes hablar cons sus gestores, realizar papeleo, pedir créditos…es uno de los bancos españoles que se ha subido al carro de la transformación digital.

Esta compañía bancaria también cuenta con CaixaBank Pay la app que permite a sus usuarios realizar pagos a través del móvil de forma segura.

 

Gracias a la innovación digital, las compañías energéticas pueden conocer mejor sus sistemas y los niveles de eficiencia de las operaciones que realiza, además de la gran cantidad de datos a los que tienen acceso. La red eléctrica debe contar con los elementos tecnológicos necesarios para gestionar las nuevas estructuras, y por supuesto, un trato personalizado con el nuevo cliente digital como por ejemplo ofrecerle nuevas tarifas o asesorarle sobre su consumo.

Endesa cuenta con una app que permite a sus clientes un control total de su gestión energética, además de facilitarles el pago de facturas o el contacto con agentes de la compañía.

Esta compañía organiza el “Digital Day” un evento para dar a conocer las nuevas tendencias digitales y su repercusión en la sociedad y en diferentes sectores.

 

La transformación Digital se nutre de las nuevas tecnologías, pero además de ellas es necesario que se produzca un cambio en dentro de la empresa. Hacer una restructuración del modelo empresarial en el que la organización forme a sus empleados para poder sacar el máximo provecho de este tipo de tecnologías y aplicar todos sus nuevos conocimientos a su actividad empresarial. Para que una empresa experimente una verdadera transformación digital la empresa adoptar una actitud hacia el cambio.
En tthegap somos muy conscientes de la gran importancia que tiene la transformación digital a la que estamos expuestos, nuestro CEO Antonio Bernal imparte un MOOC de Transformación Digital dirigido a empresarios y directivos de pymes.

 

Puntúa este artículo