Las marcas cada vez son más exigentes en cuanto a sus estrategias de Marketing, aquellas que ya tienen algún conocimiento del sector no se conforman con una sencilla planificación. Quieren resultados, quieren ver cómo esas acciones se llevan a cabo, y si se han obtenido o no los objetivos previamente fijados.

Lejos han quedado esos días en los que las empresas depositaban una confianza ciega en sus consultoras de Marketing. La situación de inestabilidad económica quizás haya servido como desencadenante para que los departamentos y compañías especializadas en Marketing hagan un esfuerzo, busquen ofrecer la certeza de que sus estrategias generan un resultado. Los clientes ahora, solo quieren invertir en función de los resultados que obtienen. Y eso es lo que se conoce como Performance Marketing.

El Performance Marketing o Marketing de Resultados es un modelo de marketing online en el que el anunciante solamente paga por los resultados obtenidos. Su objetivo es conseguir una respuesta del usuario, ya sea en forma de suscripción a una newsletter, un registro, una venta… o incluso un like.
Los cálculos, el pago por clic, o el canal utilizado ya no tiene tanta importancia, lo que importa son los datos reales que se obtienen de la campaña, y esto podemos conseguirlo a través de sistemas de tracking por ejemplo.

 

¿Que hay que tener en cuenta?

Para diseñar una estrategia de Marketing de resultados es muy importante, en primer lugar, fijar unos objetivos específicos y medibles. La imagen de marca, por ejemplo, no sería un objetivo válido en este tipo de campañas, ya que se busca algo que se pueda medir a través de indicadores o KPIs.
En cuanto al modelo de pago suele utilizarse el CPL (Coste por lead) o CPA (Coste por Adquisición). Al ser una estrategia que se basa en conseguir conversiones, es muy importante contar con una buena landing page, la página de aterrizaje va a ser crucial y es necesario que se pueda ver en cualquier dispositivo y que funcione correctamente.
La monitorización de resultados es otro de los factores a tener en cuenta cuando se va a implementar el Marketing de Resultados, es necesario analizar los datos en tiempo real y en base a ellos ir modificando la estrategia. Los resultados son los que mandan.

 

¿Como lo implementan las empresas?

El Email Marketing es una de las estrategias utilizadas en Performance Marketing, se consiguen grandes resultados y mejora la experiencia de los suscriptores. Por ejemplo, Movistar aprovecha los aniversarios de la compañía para lanzar mensajes y fidelizar a sus suscriptores a través de emails.

 

Otra de las herramientas valiosas para llevar a cabo Performance Marketing son los chatbots, los sistemas tecnológicos que simulan conversaciones humanas y ayudan a tomar la decisión final al cliente. Telefónica, por ejemplo, ha lanzado hace pocos meses Aura, su asistente virtual que permite hacer videollamadas, pagar, controlar las luces de casa… y que llegará a España a finales de este año.

 

Gracias a las nuevas tecnologías y los avances que se derivan de ellas, las empresas tienen cada vez más posibilidades a la hora de elegir qué estrategias de marketing desean utilizar para impulsar sus marcas. El abanico es más amplio, y los departamentos o consultoras de marketing deben conocer cada una de ellas y aconsejar sobre cuál es la más adecuada para cada cliente en función de sus necesidades. El Performance Marketing es un modelo que tiene muchas ventajas, pero como todo, necesita una planificación y, sobre todo, una correcta aplicación. En tthegap somos expertos en consultoría y formación de empresas, ofreciéndoles todas las posibilidades para hacerse un hueco en el mercado. Y el Marketing de Resultados puede ser un gran opción para conseguirlo.

 

Puntúa este artículo