En el momento en que las empresas deciden planificar su estrategia de marketing quizás consideren varias opciones, pero lo cierto es que uno de los modelos más buscados y deseados por todas las compañías es siempre el marketing de resultados o marketing de afiliación. Pagar por el éxito obtenido.

El  Marketing de Afiliación no es algo nuevo, ya a mediados de los años 90 William J. Tobin, fundador de pcflowers.net, puso en práctica un nuevo concepto de remuneración por las ventas que generaban los afiliados para su negocio. Este momento fue quizás el punto de partida, pero fue amazon.com quien popularizó el modelo, de ahí que en muchas ocasiones se le atribuya su invención.

¿En qué consiste exactamente y qué ventajas tiene?

El marketing de resultados o marketing de afiliación consiste en remunerar mediante una comisión o un precio fijo por la consecución de un objetivo marcado, ya sea una venta o un lead (registro). El anunciante diseña una acción en Internet para  conseguir el objetivo marcado previamente y selecciona a los afiliados (blogs o webs donde insertar la acción). Éstos reciben su remuneración en función de los resultados obtenidos.

Esta modalidad cuenta con importantes ventajas:

  • Pago por resultados: El anunciante sólo pagará por aquellos resultados generados, por lo que se asegura siempre un retorno de la inversión en función de los objetivos planteados en la acción (clics, leads, ventas, descargas…etc.)
  • Control absoluto del ROI: Entre el cliente, la agencia y el afiliado se define el precio que se pagará  por clic, lead, venta… en función de sus objetivos de rentabilidad. Tendrá en todo momento controlado el coste de captación que tiene un nuevo cliente para su marca.
  • Refuerzo del Branding: El potencial de exposición de la marca es muy amplio, dado que las redes de afiliación suelen contar con muchos afiliados. Esto supone un refuerzo en la visibilidad de marca sin un coste adicional.

 

¿Quién interviene?

Pero para que este proceso se desarrolle de la mejor manera posible, es necesario la intervención de cuatro perfiles distintos:

  • Anunciante: la empresa que tiene un producto o servicio y quiere promocionarlo a través de internet ofreciendo una comisión por cada acción de venta o registro conseguidos.
  • Agencia de marketing: La agencia escogida por el  anunciante,  quien establece  las necesidades del anunciante y las posibilidades que le ofrece el mercado online.
  • Afiliado o publisher: Aquella empresa o particular que dispone de un soporte online (web, blog…) y quiera rentabilizar su espacio, es decir, sacar un beneficio económico por explotar la publicidad del anunciante en su soporte.
  • Plataforma de afiliación: el intermediario que pone en contacto a los anunciantes y publishers para que realicen un intercambio de transacciones. Algunas plataformas de afiliación son: Inka Marketing, Zanox o Affilinet.

 

Ejemplos

Tripadvisor

Tripadvisor, uno de los sitios web de viajes más grande del mundo, tiene acuerdos con terceros (hoteles, resorts…) y remunera a los afiliados que llevan tráfico a estos anunciantes pasando por su página.

 

 

Beruby

Existe un tipo de afiliación  donde el usuario participa de una manera mucho más amplia: Cashback,.  El afiliado dispone de una base de datos de usuarios registrados, y reparte sus ingresos con ellos.

 

 

En los últimos años además de haberse disparado las inversiones en acciones de afiliación, cada vez más, las grandes marcas y sobre todo las medianas y pequeñas empresas están muy enfocadas a potenciar este tipo de estrategia por los grandes beneficios que se obtienen.

 

En tthegap desarrollamos para el portal inmobiliario Servihabitat el diseño de “member get member” una acción de marketing de resultados en la que el prescriptor obtenía una compensación.

 

 

Puntúa este artículo